domingo, 14 de junio de 2015

El objeto de estudio de la Ciencia de la Información


Por César Chumbiauca

El quehacer bibliotecario ha estado presente en la historia desde antes de la era cristiana, pero es en el siglo XX donde se asienta como una profesión y hoy en día se estudia en diversas universidades del mundo. Sin embargo, el hecho de haberla querido convertir en una disciplina ha traído problemas epistemológicos, sobre todo porque de un tiempo a esta parte encontramos en la universidad ciencias para todo: ciencias de la comunicación, ciencias empresariales, ciencias económicas, ciencias sociales, ciencias humanas, etcétera. Y cada una de ellas, después del rótulo, se ha preguntado: ¿somos realmente una ciencia?

La Bibliotecología no ha escapado a esta moda y se ha cuestionado lo mismo. Por suerte existen quienes han dado su punto de vista partiendo por declarar que el objeto de estudio de la Bibliotecología es la biblioteca; otros han dicho que no, que es el usuario; y otros, el documento. Como es natural en el terreno académico, las respuestas suelen tener buenos argumentos, pero pocas veces llegan a contentar a todo el mundo. Aun sabiendo esto,  el doctor Miguel Ángel Rendón Rojas, investigador del Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas y de la Información de la Universidad Autónoma de México (UNAM), se ha atrevido a decir que el objeto de estudio de la Bibliotecología no es ni el usuario, ni la biblioteca ni el documento.

¿La Bibliotecología es una ciencia? ¿Es solo una disciplina dentro de la Ciencia de la Información? ¿Qué es la Ciencia de la Información? En primer lugar, explica Rendón, que no hay ciencia sin objeto de estudio, el cual debe ser único. En Neurología, por ejemplo, se estudian las neuronas, el cerebro, el cerebelo, pero ninguno de ellos es el objeto de estudio de la Neurología; lo es algo abstracto, algo que abarca a todos los elementos: el sistema nervioso. Del mismo modo, en Ciencia de la Información no es ni el usuario, ni la biblioteca, ni los documentos; lo es el Sistema de Información Documental (SID).

Esto requiere un análisis:

Sistema: Conjunto cuyos elementos (usuarios, biblioteca, documentos, profesionales de la información, servicios) interactúan entre sí.

Información documental: La información es demasiado abstracta y es tratada por diversas ciencias: la información periodística, la información genética, la información financiera… A nosotros nos corresponde la información documental, la que se ha conservado de manera consciente en documentos.

La propuesta del SID ha sido explicada a profundidad por Rendón en sus libros: Bases teóricas y filosóficas de la Bibliotecología (1997), El ser, conocer y hacer en Bibliotecología (2014) y en diversos artículos y entrevistas.

Si siente interés por las teorías de Rendón, puede comenzar por ver la siguiente conferencia: El objeto de estudio de la Bibliotecología no es la biblioteca (2014), que aparece en YouTube por cortesía del canal de la IIBI UNAM.




0 comentarios:

Lo más leído